OTTO ¿El rival de Ten con Ten?

Lounge OTTO

Puntuación

Situarse dentro de la lista de los restaurantes de moda en Madrid, es un puesto por el que muchos luchan, pero al que muy pocos tienen acceso, en esta compleja batalla ha irrumpido con mucha fuerza OTTO, un restaurante de aire Neoyorkino y cocina mediterránea, que desde su ubicación en el paseo marítimo de la Castellana amenaza la hegemonía del afamado Ten con Ten.

A nivel estético OTTO apuesta por una decoración moderna, en la que se diferencian claramente cuatro áreas, una excelente terraza, ideal para estos últimos coletazos del verano, la barra, con DJ en directo, donde podréis tomar copas después de la cena, una zona de lounge y mesas bajas en las que comer es incómodo, ya que las butacas atrapan al comensal y finalmente la zona del comedor interior, que es la que realmente nos gustó.

Terraza OTTO

Terraza OTTO

Lounge OTTO

Lounge OTTO

Comedor OTTO

Comedor OTTO

En materia gastronómica, la apuesta de OTTO es simple, sin grandes complicaciones  y apoyándose en los platos que actualmente figuran de manera clónica en las cartas de los restaurantes de nueva apertura.

Centrándonos en nuestra experiencia, tenemos que empezar por destacar el excelente trato del personal, no obstante, amigos nuestros que han ido posteriormente nos han indicado que el trato recibido fue muy desafortunado por determinadas personas del staff. Nada más llegar, como aperitivo de cortesía junto con una copa de champagne, nos ofrecieron un cocktail con vodka, fresa, arándanos, lima y pimienta rosa, decorado con rayadura de naranja, arándanos y  canela en rama.

10414479_256560824541202_4257633028426609149_n

Como entrantes y optando por las medias raciones, para poder probar un mayor número de platos, comenzamos por una ensalada de pimientos rojos asados con ventresca de atún y vinagre de PX, en donde quizás echamos en falta un poco más de creatividad.

Ventresca de atún con pimientos

Ventresca de atún con pimientos

Continuamos con los tagliatelle a la trufa negra, hechos con caldo de pollo mantequilla y lascas de parmesano, un plato cuya descripción puede sonar a plato pesado, pero que sin embargo, tras probarlo, nos dimos cuenta que era equilibrado y de sabor y textura muy agradable.

Tagliatelle de trufa negra

Tagliatelle de trufa negra

En los platos principales y a sabiendas de nuestra poca originalidad (la carta tampoco lo permite) nos decantamos por un solomillo de ternera gallega con salsa de pimienta rosa, cuyo punto de cocción era correcto y la materia prima era aceptable.

Solomillo de ternera gallega con patatas fritas

Solomillo de ternera gallega con patatas fritas

Dentro de los pescados y pensando en la dieta, elegimos lubina asada con hierbas, puré de boniato y brunoise de verduras, quizás un poco pasado de cocción, (puede ser que tengamos devoción por el sushi).

Lubina

Lubina asada

Para terminar probamos el tiramisú, aunque tras ver la bomba de chocolate blanco, creo que nos equivocamos, así que la dejamos para nuestra próxima visita.

Tiramisu cremoso

Tiramisu cremoso

En cuanto a su bodega podemos decir que tienen referencias novedosas y los amantes de las aventuras, encontraran seguro opciones que colmen sus expectativas.

En términos generales podemos decir que nuestra visita a OTTO fue positiva, aunque quizás echamos en falta una mayor originalidad y variedad en la carta, en donde creemos que han sido excesivamente conservadores, apostando por creaciones basadas en materias primas que quizás no llegan a un nivel TOP, por lo tanto, vamos a esperar un tiempo para que este proyecto se consolide, ya que si no creemos que su intento de desbancar a Ten con Ten, va a quedarse en eso, en intento.

*Fotografías cedidas por OTTO Madrid

http://www.ottomadrid.com
Castellana, 8
917 81 09 28
45€-50€

Nuestra Puntuación

2 Comments

  • El solomillo asado con patatas y el tiramisú tienen un aspecto espectacular, no sé cuanto te habrá costado para ponerles un 4 pero debió de ser bastante más caro de lo que te puedes esperar, un saludo

    • Responder noviembre 13, 2014

      Jesus Canales

      No sólo influyo el precio en nuestra decisión, sino la ausencia de sorpresas en la carta y la monotonia de sus propuetas. ¿Habéis ido a conocerlo?

Deja un comentario

Deja un comentario