La Cesta de Recoletos

Os voy a hablar de uno de los restaurantes que quizás a día de hoy esté más de moda en el panorama gastronómico madrileño: La Cesta de Recoletos.
Toma su nombre de la calle en la cual se encuentra y de la que podríamos decir que, en los últimos años, se ha convertido en uno de los lugares de culto en Madrid.
Este multi-espacio gastronómico destaca no sólo por su cocina, de la que más tarde os hablaré, sino por su minuciosa decoración en la que a través de espacios abiertos y luminosos te permite que cualquier hora del día sea buena para visitarlo: para comer, como afterwork o para compartir una velada con amigos.
En lo que a su cocina se refiere, comentaros que al frente de la misma se encuentran los responsables del afamado restaurante Sant Celoni, premiado con dos estrellas Michelín.
Si bien es verdad que la calidad de la materia prima utilizada para realizar los diferentes platos es indiscutible, no es menos cierto que la sensación con la que te quedas es de… HAMBRE.
Este punto, en mi opinión, es uno de los que debe de mejorar este restaurante ya que las raciones son excesivamente pequeñas, en relación al precio de las mismas. Habrá quien considerare que es ordinario que te llenen los platos de comida; yo, sinceramente, creo que la calidad no tiene por qué estar reñida con la cantidad, aunque lo malo es que esta moda de ir a un restaurante y salir con hambre parece que se está extendiendo.
En lo referente a las bebidas, disponen de una carta de vinos, diseñada con muy buen criterio,  en la que se apuesta por vinos modernos y denominaciones que se alejan de la Riojitis y Riberitis y, por último, para los amantes del afterwork, en La Cesta disponen de la ya habitual carta de Ginebras.
En conclusión, La cesta podría catalogarse dentro de esos sitios en los que la gente va a ver y a que la vean sin importar mucho lo demás.
Precio: 35/40€.
Ambiente: Amigos/Negocios.
Tipo de cocina: Mediterránea elaborada

 

1 Comment

  • Responder marzo 20, 2012

    La Cesta

    Hola Jesús, muchas gracias por tu comentario. Me alegro de que te sintieras a gusto en nuestra casa :) Y siento mucho que te hayas quedado con hambre. El tamaño de nuestras raciones no siguen la moda minimalista (pudiste ver que nuestra cocina no es de esa corriente) sino que tienen la intención de que la gente pruebe más platos.
    No sé si te fijaste que casi todos los platos se sirven de forma que se facilite el compartir. Esto también se hace con la misma intención.
    Ya que esta es la principal pega, espero que si nos das otra oportunidad no te defraudemos :)
    Un abrazo de todo el equipo.