Elegancia y sofisticación: Dominio de Tares

Continuando nuestro viaje por las tierras del Bierzo, tuvimos la oportunidad de visitar a nuestros amigos de Dominio de Tares, situados en San Román de Bembibre. Esta joven bodega que abrió sus puertas en el año 2000, ha sabido combinar la complejidad de los calcáreos y pizarrosos suelos bercianos, con la más avanzada tecnología, para así asegurar la mayor pureza en sus vinos.

 
El microclima de esta región con una moderada humedad y temperaturas suaves, permiten una rápida maduración de las variedades autóctonas, Godello, Doña Blanca y principalmente Mencia que son utilizadas por Dominio de Tares en la elaboración de sus vinos.

Dominio de Tares se ha hecho un hueco en el panorama nacional e internacional gracias a creaciones como Cepas Viejas, que ha ido acumulando reconocimientos desde que salió al mercado en el año 2002. Este elegante vino 100% Mencia, con una producción anual de 190.000 botellas, presenta leves matices balsámico de regaliz negro y frutillos del bosque que le brindan un agradable sabor en boca

Buscando nuevos registros, este grupo vitivinícola, quiso apostar por la variedad Prieto Picudo en su bodega Dostares, situada en la zona de Pajares de los Oteros, que a diferencia de la zona del Bierzo, presenta climas más extremos con temperaturas máximas y mínimas muy pronunciadas. En este nuevo proyecto han sabido combinar toda la experiencia adquirida en Dominio de Tares, con cepas de una antigüedad entre los 80 y 110 años, de las que han obtenido vinos con una rica carga de fruta y equilibrada personalidad.

Dentro de Dostares, destacaría Cumal, como uno de los vinos con más proyección dentro de la variedad Prieto Picudo. Este caldo presenta un color granate intenso, limpio y brillante, en su cata apreciareis aromas de arándanos, fresas y ciruelas; mientras que en boca se define como un vino estructurado, amplio y de elegante posgusto.

Por último, Gastrotxusan tuvo la oportunidad de conocer la penúltima apuesta de este ambicioso grupo en el Condado de Tea, situado en plenas Rias Baixas. En esta ocasión y como no podía ser de otra manera, el principal protagonista es el Albariño.

Adega Pazos de Lusco se localiza en Pago Piñeiro, en Salvatierra do Miño. Este majestuoso pago de más de seis hectáreas, se encuentra presidido por la Casa de Bugallal del siglo XVI.

El terroir de esta zona dotado de una rica variedad de minerales, ha otorgado a los vinos de esta bodega un especial equilibrio y un inconfundible carácter mineral. Dentro estos cabría destacar Luscos como un vino elaborado a partir de uvas procedentes de cepas viejas con un brillante color amarillo pálido, cargado de aromas de membrillo, piel de naranja y azahar, que le convierten en un vino de extracto seco y buena madurez aromática.

Puntuación Gastrotxusan
Cepas Viejas:  93  Muy bueno
Cumal: Excelente 97  Excelente
Lusco: Muy bueno 90 Muy bueno
Precio
Cepas Viejas: 12,95€
Cumal: 21€
Lusco: 12,25€
Web

Se el primero en comentar

Deja un comentario