Diverxo, tarde de expectación, tarde de decepción

Diverxo

Puntuación

Que la gastronomía se ha posicionado en un lugar de privilegio en nuestras vidas, convirtiendo a los cocineros en autenticas estrellas del rock, es una realidad que a nadie le pasa desapercibida, hoy en día, es raro no ver un anuncio, en el que el protagonista no sea un chef prestigioso, en ese mismo sentido, los restaurantes con estrellas Michelin, son considerados auténticos museos gastronómicos, en donde las listas de espera son infinitas, por ello y por que las expectativas al acudir a estos lugares son muy altas, nunca debemos perder las perspectiva de que lo importante SIEMPRE, debe ser la comida.

Y en esta vorágine de estrellas Michelin, el equipo de Gastrotxusan espero religiosamente sus 5 meses para poder disfrutar del que a día de hoy está considerado por los críticos de Michelin como el mejor restaurante de Madrid, este no es otro que Diverxo de Dabiz Muñoz.

Diverxo

Diverxo

A lo largo de este post, vamos a contar desde nuestra humilde opinión, las sensaciones que tuvimos en el XO de Diverxo, el cual empieza nada más cruzar el umbral de su puerta y ver “Los Lechones Voladores” que se reparten a lo largo de la sala, dando lugar al mundo onírico de Dabiz Muñoz, en donde las reglas, ortodoxia y normalidad desaparecen y hacen a uno darse cuenta de que en Diverxo se va a algo más que a comer.

Los lechones de Dabiz Muñoz

Los lechones de Dabiz Muñoz

Una vez asimiladas las primeras impresiones, la responsable de sala nos comento los 3 menús que componen la oferta de Diverxo, he aquí el primer fallo, ya que de los 3 menús, nos indicaron que el mayor de ellos, era demasiado abundante y que desaconsejaban su elección, por lo tanto uno piensa, llevo 5 meses esperando para probar la cocina de Diverxo y me voy a conformar con sólo probar el menú intermedio… pues después de la insistencia de la responsable y por no discutir, nos decantamos por el intermedio (lujuria) 7 pases salados y uno dulce. Después de probarlo, podemos decir que nos quedamos con hambre y lo que es peor, el menú se demoro a casi 4 horas, lo que entendemos demasiado tiempo para estar comiendo.

Menu Lujuria Diverxo

Menu Lujuria Diverxo

Antes de empezar con el menú, el sumiller nos presento la carta de vinos, he aquí el segundo fallo ¿como un restaurante como Diverxo no tiene una opción de maridaje preestablecida? O por lo menos la opción de prepararlo, pues no, no existe esa posibilidad y en nuestro caso nos decantamos por comenzar por un champagne blanc de blanc Vve Fourny & Fils (78€) para los primeros lienzos y para los restantes un Foster Musenhang (48€) cuya procedencia tuvimos que buscar en internet, ya que el sumiller desconocía el país de origen del vino, hecho bastante sorprendente para un restaurante de estas características, por cierto, el tercer fallo, es el hecho de tener que estar teniendo que pedir que nos rellenaran las copas o que enfriaran el vino, ya que denota falta de atención del personal.

Vve Fourny & Fils

Vve Fourny & Fils

Foster Musenhang

Foster Musenhang

Entrando de lleno en el menú y con una pequeña sensación de decepción, comenzamos con el primer lienzo que supone un viaje entre la India y México con agripicantes, dulces, ácidos y umami, un plato muy picante, que para comenzar un menú entendemos un tanto desproporcionado, ya que te “anestesia” la boca para por lo menos los dos lienzos restantes.

viaje entre la India y México con agripicantes, dulces, ácidos y umami

Viaje entre la India y México con agripicantes, dulces, ácidos y umami

Junto con esta sopa de maíz, nos presentaron unos maíces con suelo de Buffala y hongos negroazulados, crestas de gallo y alitas de pollo tandori, tal vez por la “anestesia” del picante, tal vez porque el pollo tandori es una cosa que hemos probado tantas veces, este primer lienzo, no nos sorprendió y en cuanto a sabores nos pareció desequilibrado, con un abuso de picante.

Maíces con suelo de Buffala y hongos negroazulados

Maíces con suelo de Buffala y hongos negroazulados

El segundo de los lienzos es un viaje de ida y vuelta a Singapore, pasando por la Costa Brava, un “Chili Cbrab” y adobo andaluz, junto con un Suquet del sudeste asiático con papas canarias, cocotxas y berberechos. Un plato en dos tiempos, en donde nuevamente, insistimos en el abuso de condimentos, ya que el adobo de la fritura, tapaba el sabor del suquet, que era muy sabroso y con un punto de cocción de las cocotxas excelente.

Chili Cbrab” y adobo andaluz

Chili Cbrab” y adobo andaluz

Suquet del sudeste asiático con papas canarias, cocotxas y berberechos

Suquet del sudeste asiático con papas canarias, cocotxas y berberechos

Tras los dos primeros lienzos, las sensaciones eran un tanto contradictorias, ya que si bien no se puede discutir la creatividad de los platos, entendíamos que había tantos sabores entremezclados y todos ellos tan potentes, que no permitían disfrutar del plato en su conjunto. En este momento llego el tercer lienzo una ventresca de bonito al josper, con puntillita de huevo y angulas con pesto, de este lienzo lo único que recuerdo es el exceso de brasa, dado por el josper, que se comia el resto de sabores.

ventresca de bonito al josper, con puntillita de huevo y angulas con pesto

Ventresca de bonito al josper, con puntillita de huevo y angulas con pesto

Tuvimos que esperar al cuarto lienzo para encontrar un lienzo que nos gustara de verdad y este fue el Pinchon moruno, servido en trilogía, primeramente en forma de muslito, con un punto de cocción sensacional, luego en estofado con lentejas y finalmente frito al revés, cualquier de los 3 era un platazo, de los que hacen que la visita merezca la pena.

Pinchon Moruno by Diverxo

Pinchon Moruno by Diverxo

Pinchon Moruno by Diverxo

Pinchon Moruno by Diverxo

Pinchon Moruno by Diverxo

Pinchon Moruno by Diverxo

Con el buen sabor de boca del pichón, comenzamos el quinto lienzo, un trampantojo de paella, que bajo el nombre de Aloz Amalillo, ofrece un socarrat chino (dim sum vapor y socarrado) de conejo, liebre, espardeñas y butifarra de Perol, creo que las palabras de mi amigo José, un alicantino de pro acostumbrado a las mejores paellas de este país, resumen perfectamente nuestra sensación, “ creo que estos chicos deberían darse una vuelta por Alicante, para ver lo que es un socarrat”

Aloz Amalillo

Aloz Amalillo by Diverxo

Ya en mitad del menú y con la sensación de que no estaba siendo nuestra mejor experiencia gastronómica, llego el sexto de los lienzos, un cocido en tres vuelcos, japo-madrileño, en el que la creatividad se impone al resultado final, ya que dos de los tres vuelcos, en primer lugar, unos pulpets a introducir en una cazuela, en segundo lugar una albóndiga de pulpets, con caldo de cocido y por último la ropa vieja, presentada en un espectacular plato, son algo insípidos,en contraste con el excesivo sabor de los primeros lienzos.

Cocido Japo-Madrileño by Diverxo

Cocido Japo-Madrileño by Diverxo

Cocido Japo-Madrileño by Diverxo

Cocido Japo-Madrileño by Diverxo

Cocido Japo-Madrileño by Diverxo

Cocido Japo-Madrileño by Diverxo

Para terminar los salados, el lienzo que sin duda más nos gusto, fue el “back to the future”, en donde se vive una vuelta al París de los 70, versión Dabiz Muñoz, gracias a un jarrete lechal infusionado con lemongrass y cardamomo, presentado junto con 12 ostras, cada una de ellas, presentadas con un acompañamiento diferente. Plato paraquitarse el sombrero, no sólo por su sabor, punto de cocción y originalidad, sino también por toda la performance que rodea este lienzo, con preparación final del plato en mesa, música francesa, candelabros y un borgoña ( mejor vivirlo que contarlo).

Back to the Future by Diverxo

Back to the Future by Diverxo

En lo que a lienzos dulces se refiere, uno se queda con ganas de más, ya que tan sólo pudimos disfrutar de un mochi de galletas con leche y unas bolitas de helado de croisant, con mini croisants, dos postres buenos, pero de un tres estrellas, uno se espera algo más y sobre todo en los postres, que es la imagen final con la que el comensal se va a casa.

Mochi de galleta con leche

Mochi de galleta con leche

Helado de Croisant

Helado de Croisant

Como habéis podido leer, nuestra experiencia en Diverxo, no cumplió con las expectativas que teníamos, quizás porque fueran muy elevadas, quizás porque las 3 estrellas pesan mucho, quizás porque los platos no eran lo que esperábamos o quizás porque los 240 euros, por persona, de la cuenta final nos parecieron totalmente desproporcionados, tenemos que decir, en términos taurinos, “tarde de expectación, tarde de decepción”

Nuestra Puntuación

1 Comment

  • Responder febrero 1, 2016

    José Francisco

    Muy acertado en cada uno de tus comentarios, no se puede decir con tanta diplomacia y conocimiento lo que es un Bluffff!!!!

Deja un comentario

Deja un comentario